Cuando manejas recordá:

• Pone tu respaldo bien vertical

• Sentate sobre tus isquiones

• Contrae los perineales (músculo del suelo pélvico) que ayudan a sostener tu cadera, alinearla y además activan los abdominales más profundos

• Relaja tus hombros, apoya tus manos en el volante sin pensionar los brazos

Así manejaras más relajada/o por más tiempo sin provocar dolores en tu espalda.

 

manejar